Este blog lo parió, lo cuida, lo alimenta y lo nutre un Kender más alto que la luna y más activo que la cola de una bicha. Con los años se ha ganado su público,